Archive for 19 mayo 2010

Twisión, tras las bambalinas.

No siempre se tiene la suerte de que en la programación de TV haya un programa que pueda llamarse “favorito”. Creo que desde Bola de dragón no he tenido mucho apego por la televisión, excepto para conectarle videoconsolas, DVD’s y demás aparatos. Sin embargo desde hace apenas 2 meses, puedo volver a proclamar a los 4 vientos que vuelvo a ver la televisión. Pero no la de Sálvame, los tomates, estébanes, jorgejavieres, granhermanos y demás casquería. NO.

Ahora veo una cadena hecha con buenas intenciones, con cariño y dedicación, con medios modestos, con equipos de profesionales que ya han demostrado sus tablas dentro y fuera de los platós. Yo ahora Veo7.

Como la política me la trae un poco al pairo, no hablaré de los geniales debates de La vuelta al mundo, que me han enganchado como nunca antes lo había hecho nada relacionado con la política. Ni diré nada sobre lo acertado de su moderador, Carlos Cuesta, al que no le tiembla la voz a la hora de poner orden a contertulios de renombre y que aportan calidad, cultura y valor añadido.

Como el deporte nunca me ha llamado la atención, no diré nada sobre VeoMarca, ya que poco se puede decir sobre un programa de TV que tiene como base a los líderes en prensa y radio deportiva, y que cuenta con Paco García Caridad (@pacogcaridad) como maestro de ceremonias.

Tampoco hablaré sobre el hecho de que todos los presentadores y parte del equipo de Veo7 tengan una cuenta en Twitter, y sean usuarios activos. Un acierto el arrancar con un talante 2.0 desde el principio.

De lo que sí voy a hablar es del programa que a mi entender, es la “estrella” de la cadena: Twisión. Un programa que he visto nacer desde antes de su primera emisión, cuando Melchor Miralles informaba via Twitter de su “gestación”.

@el_webboy y @melchormiralles. Esta foto significa mucho para mí!

Para el que no lo conozca, se lo resumiré diciendo que es un programa pionero a nivel mundial, que trata sobre las redes sociales, el social media, Internet y todo aquello relacionado con el mundo 2.0. En apenas 8 programas de vida, ha recogido galardones como “Formato mas innovador” en el festival MIP Tv de Cannes, ha aparecido en diarios como The Washington Post o The Independent, en blogs como TechCrunch, e incluso el dueño de Twitter asegura haberlo visto y estudiado con su plantilla (y haber disfrutado con él). Actualmente se emite de 00:00 a 1:30 de la noche, todos los Sábados. En Twitter, la actividad del programa puede seguirse en los hashtags de #twision y #veo7, siendo este último el que debe usarse para los tweets que queremos mandar al programa en directo. También forman parte de la actividad twittera los usuarios @veo7 y @veotwision.

Con Melchor Miralles (@melchormiralles, director general de Veo7) capitaneando el barco y aportando su experiencia en el mundo periodístico, y Javier Ábrego (@fjabrego) con sus toques de humor y frescura, la hora y pico que dura el programa se pasa volando. Si sumamos los divertidos reportajes de Marta Simonet (@martasimonet) con su eterna sonrisa, los curiosos gadgets que traídos de los más recónditos lugares nos muestra Gonzalo Colomer (@gonzalocolomer) , los rankings de Facebook, Youtube y Twitter… con todo esto, ya tendríamos un programa atractivo, moderno, cercano y sobre todo factible. No un proyecto sobre el papel, sino un programa con su audiencia fiel cada semana.

Pero es que la cosa no acaba ahí. La mayor premisa a mi entender sobre el Universo 2.0 es la interactividad. No basta con ver el programa, ahora el espectador interactúa en directo. Puede mandar sus tweets, que aparecen en pantalla (en la medida de lo posible, ya que una media de 2500 tweets por programa hacen que sea imposible mostrar todos), puede mandar SMS, puede comunicarse por mail, por Facebook… Puede proponer temas a tratar, reportajes, los twittmonólogos con los que comienza el programa… En definitiva, han sabido crear un “microcosmos” en torno a

De izq. a der. @el_webboy, mi novia, @rodriguezamador, @gabycastellanos y @willyveleta. Foto VibroPower by @MartaSimonet

Twisión que no finaliza al acabar el programa, sino que sigue vivo a lo largo de la semana. La “familia” de twiteros habituales cada día crece más, y su relación con la cadena y entre ellos no se limita ya al entorno de Veo7, sino que trasciende a otros programas de la parrilla, e incluso a la vida real en forma de quedadas, eventos, etc…

A título personal echo en falta algo más de “frikismo” en el programa, aunque últimamente los contenidos frikis han ido en aumento (Flashmobs, Lina Morgan Freeman, El Noticiero 2.0…). Si me lee Melchor, me ofrezco como presentador de la sección “Frikada de la semana”.

Y el caso es que entre twitt y twitt, pedí permiso para poder asistir al plató de Veo7 el Sábado pasado para poder vivir un poco más de cerca lo que se cuece cada semana, todo lo que no se ve. Y tengo que confesar que ha sido una experiencia única! Personalmente en mi ignorancia del mundo televisivo nunca llegué a imaginar que fuera necesaria tal infraestructura para producir un programa de TV. Mientras estamos en casa viendo a Melchor y Javier, hay un equipo de no menos de 10 personas en el plató entre cámaras, coordinadores, maquillaje y otro montón de puestos que desconozco. Se respira la tensión en los minutos previos al comienzo, mientras se repasa la escaleta y Jon Ariztimuño (@jonariz) pega un par de voces de ánimo al personal… Un momento, tengo a Jon Ariztimuño al lado, y también a Gaby Castellanos (@gabycastellanos), y Marta Simonet viene a darme dos besos… ¿Alguien podría despertarme? :D

Aunque hasta el momento todos los programas de Twisión han sido especiales, este en concreto lo es más, ya que el cambio de fecha en la emisión ha propiciado que se alargue la duración añadiendo nuevas secciones y contenidos, y el horario “adulto” permite tocar temas de todo tipo.

Ahora estoy en condiciones de confirmar lo que creía en un principio, y es que tanto la parte “visible” de Twisión como la “invisible” destaca por su cercanía, transparencia y humanidad, ya que desde el primer momento el trato fue cordial, amable y fresco con todo el equipo. Cuando Melchor, desde la mesa, y a 2 minutos de entrar en antena, gritó “Webboy, donde has cenado?” tuve la sensación de pertenecer al equipo por la naturalidad con la que todo fluía. Charlando con Gonzalo Colomer, al cual los adjetivos galán y triunfador se le quedan pequeños… Bromeando con Marta Simonet y las caretas… Javier Ábrego haciendo streaming en directo al acabar el programa… Tantos momentos que recordar, y en tan poquito tiempo!

@martasimonet y @el_webboy, mirando al tendido.

Quiero agradecer nuevamente el trato recibido, ya que en todo momento nos sentimos las estrellas del programa, especialmente por la guapísima chica que nos recibió y de la que no recuerdo el nombre (soy malísimo para los nombres, ya lo iréis descubriendo); nos ofreció bebidas, se fue a la otra punta del plató para traer una silla antes siquiera de necesitarla, preguntando que si teníamos frío, calor, que si todo a nuestro gusto… Por favor! Si no somos nadie! Definitivamente Melchor puede estar orgulloso de su equipo de profesionales, porque sin duda alguna están abocados al más completo y rotundo éxito. Como él mismo me dijo: “Cuando un programa se hace con cariño no hacen falta los recursos de las grandes cadenas”. Y si no fue eso lo que dijo literalmente, al menos fue el mensaje que me hizo llegar :P

Me quedé con las ganas de desvirtualizar a Juan Fernández Miranda (@juanfmiranda), que manejaba por control remoto a Melchor y Javier a través de los pinganillos, controlando los tiempos de las secciones, pausas, etc… Y también me dejo en el tintero virtual un montoncillo de anécdotas y curiosidades, pero no querríais que lo cuente todo, verdad?

Evento Twittero: #KaraokeAndTwitts

Retraso la publicación del post que estoy preparando para comentar el evento al que asistí ayer por la tarde.

Estando yo en la oficina como de costumbre, vi en Twitter que @martasimonet twitteó algo acerca de un karaoke esa misma tarde a las 20:00. Investigando y tirando de histórico, descubrí que el evento estaba organizado por http://www.elsite.es,  desde la cuenta de Twitter @elsitees.

Para los que no los conozcan, se autodefinen como “Un lugar de intercambio de ideas, tendencias y culturas. ElSite nace en 2010 para abrir un espacio físico al flujo de iniciativas que es Internet y dar apoyo a sus protagonistas. Su objetivo es tender un puente entre el mundo real y el mundo virtual, muy especialmente, las redes sociales: Real Site for Virtual People.”

Organizan eventos de empresa, presentaciones de producto, meetings, showrooms, etc. Y en esta ocasión tuvieron la brillante idea de, en pleno centro de Madrid, organizar un Karaoke desde Twitter. Y como me gustaba la idea, el poder

@martasimonet a dúo con @el_webboy. O @martasimonet con gesto de espantar al moscardón de su izquierda. Aún no lo tengo claro.

conocer a gente que se encuentra ya metida en el mundillo de la comunicación 2.0 y de paso charlar un ratillo con Marta Simonet, pues me puse “mis mejores galas” y me planté allí…

…una hora más tarde de lo previsto. Los madrileños es que somos así de chulos (o de borregos, porque me conozco la zona Centro como la palma de mi mano y sin embargo siempre acabo perdido). Cuando llegué el ambiente estaba de lo más animado: Marta y los cámaras (unos profesionales como la copa de un pino, y simpáticos como ellos solos)

estaban grabando todo cuanto sucedía, la barra libre era un ir y venir de gente, en el proyector se podía seguir el hashtag de #karaokeandtwitts actualizado al momento… y una flamante PS3 con el Singstar a todo volumen creaba el ambiente ideal para pasar una tarde de Jueves distinta a lo habitual.

Aunque mi ya habitual timidez para este tipo de reuniones hizo acto de presencia (Soy taaan 2.0, y tan poquito 1.0…) no pudo evitar que me echara unas risas con @rosqui y @JoseCRestini, marcarme un “No dudaría” de Rosario Florescon Marta y tomarme un par de cervezas bien fresquitas. ¡Quiero una mini-nevera para el salón de mi casa! :-D También pude ver el funcionamiento de un Ipad en vivo, no era yo muy partidario del gadget hasta que he podido comprobar la fluidez con la que mueve las aplicaciones.

A pesar de que el evento se prolongó hasta la madrugada, un

Cantar mientras lees twitts en el proyector es toda una experiencia!

servidor se retiró antes del final, madrugar los Viernes está matando mi vida social… Para la próxima, un fin de semana!

El evento ha empezado a tener repercusión en los medios como ABC, ADN, Ideal, Etc… por lo que no se descartan futuras ediciones de esta iniciativa pionera, que permite que gente de distintos sectores puedan conocerse y compartir conocimientos de una manera divertida y original, siempre desde el ámbito de la red de Twitter.

No me queda nada más que añadir, así que termino el post dando la enhorabuena al equipo completo de ElSite por esta gran idea de la que esperamos tener noticias frescas en breve, por abrirnos sus puertas de par en par y por la cálida acogida que dieron a todo aquel que se acercó! Muy buen trabajo, muchachos!

Iron Man 2; el cine que me gusta a mí.

No tenía pensado en absoluto que mi primer post medianamente decente tratase el tema del cine, pero aprovechando el buen sabor de boca que tengo en estos momentos, creo que estoy lo suficientemente inspirado como para hacerlo.

El Sábado pasado nos juntamos los 4 Fantásticos (suena menor que decir “los 4 de siempre”) para ir a los cines Kinépolis de Madrid. Como curiosidad, estos cines ostentan el Record Guiness por ser el mayor complejo de proyección de películas del mundo, con 25 salas y más de 9.000 asientos totales. Con las entradas compradas por Internet teníamos asegurados nuestros asientos bien centrados en la sala 25, la de mayor capacidad y tamaño de pantalla (junto con las salas 6 y 7, aunque éstas tienen menor aforo). Sin embargo, tirón de orejas para Kinépolis por no estrenar la película en formato digital, bastante chocante teniendo en cuenta que últimamente todos los grandes estrenos sí que han sido en este formato.

Equipados con el litro de Coca-Cola y el cubo palomitero, los móviles en modo silencio y los trailers terminando, dio comienzo la película en cuestión: Iron Man 2. No soy un crítico experto, ni un fiel seguidor de los comics en general, por lo que para ese tipo de reviews encontraréis mejores lugares que visitar.

Lo primero que debo decir es que el cine me encanta, de todo tipo, de todas clases, de todas las épocas. Igual me veo una de Buñuel que una de Rob Zombie.Pero cuando voy a una sala, voy con un objetivo bien claro: disfrutar. Nunca me veréis en una sala viendo un dramón psicosocial, o una película de esas en las que el director está más preocupado por “retratar un reflejo de la sociedad actual” que por entretener al respetable. Ésas me las veo en casita, porque no me gusta pagar para pasarlo mal, para ser adoctrinado o para digerir los partos de ciertas mentes preclaras.

Y Iron Man 2 es precisamente el tipo de cine por el que yo pago gustoso. 2 horas de humor, acción, buena música, chulería y efectos especiales. Repitiendo Robert Downey Jr. en un papel protagonista que parece haber sido creado específicamente para él, tanto por su divertida interpretación como por su pasado lleno de fiestas, sexo y drogas.

A la izquierda un huevo. A la derecha una castaña. ¿Se parecen? Pues eso.

De secundario, nos han quitado a Terrence Howard ya que al parecer se pasó un poquito pidiendo un aumento de sueldo, y a cambio nos han puesto a Don Cheadle, al que recordareis de películas como Ocean’s Eleven y posteriores. No estoy muy conforme con este cambio, sobre todo porque no han hecho NADA en la trama para justificar el “cambio de cara” del personaje. Vale que los 2 son negros, pero ¿Tony Stark no se percata de que le han cambiado la cara a su amigo? No sé, estoy acostumbrado a que cuando ocurre esto, lo suelen justificar con cirugías tras accidentes o cosas así, pero no. Te quitan a uno y te ponen a otro, y si tienes quejas acude al maestro armero.

Repite papel igualmente Gwyneth Paltrow en el papel de la secretaria Pepper Potts, sacándole las castañas del fuego a Tony en todo lo referente a Industrias Stark. Aprovecho para proclamar a los cuatro vientos mi predilección por las muchachas pelirrojas, algo que toda persona cercana a mí ha de saber. Y Gwyneth de pelirroja está sexy, aunque en la película han preferido no explotar todo el atractivo de la actriz para centrarse en la imagen de mujer moderna y multitarea, aunque fuertemente atraída por la arrebatadora personalidad de su jefe.

Como novedades, las actuaciones de Mickey Rourke y Scarlett Johannson en los papeles de Whiplash y Viuda Negra, respectivamente. Rourke interpreta a una especie de ex-científico indigente ruso que clama venganza contra el clan Stark, por una afrenta del pasado entre su padre y el de Tony. Ver los flamantes “morros” de Rourke desde la fila 11 de una sala con una pantalla de 25×10 metros es una experiencia sobrecogedora. Tengo en mente crear un grupo de Facebook en su honor: “Señores que quieren parecerse a señoras con los labios de Carmen de Mairena”. Me niego a poner una foto suya en mi blog, rompe la estética. Rompería CUALQUIER estética. Seguro que no tuvo problemas a la hora de hablar ruso, porque con esa boca cualquier cosa que digas debe sonar raro.

Viuda negra. Yo me dejo matar gustosamente!

Johannson es otro cantar. Aunque el papel no da para mucho, resulta convincente como agente secreta de S.H.I.E.L.D. infiltrada para evaluar a Tony como futuro miembro del grupo “Los Vengadores“. Lo que sí que han hecho es explotar el atractivo de la chica en cada plano. Como ayudante de secretaria aparece espectacular, pero las mandíbulas del público masculino se desplomaron cuando apareció embutida en látex negro y repartiendo estopa a diestro y siniestro. Acostumbrados como estamos a verla en papeles serios y románticos, no cabía esperar que convenciera mucho ejerciendo de justiciera. Pero lo hace; su forma física y el estilo de combate que emplea son idóneos para hacernos creer que una frágil muchacha de piel sedosa pueda vaciar salas llenas de guardias de seguridad.

No voy a hablar de la trama de la película. Lo primero porque no quiero destriparla al que no la haya visto, y lo segundo porque carece de ella. Como ya dije, no es cine profundo, se limita al clásico “Aparece-un-malo-que-quiere-conquistar-la-ciudad-y-los-buenos-patean-su-trasero”. Pero el dinamismo entre la chulería del protagonista, sus constantes bromas hasta en los momentos mas complicados, sus salidas de tono cada vez que una jovencita entra en su radio de acción y los destacables efectos especiales (con exclamación de algún “Wow!” por mi parte) hacen que no sea necesaria una trama en absoluto. Reclinarse en la butaca y disfrutar. El cine que me gusta a mí.

Para los frikis, la cinta contiene un montón de guiños y referencias a otros comics, algunas tan divertidas que arrancaron las carcajadas de más de un par de filas llenas de jóvenes y no-tan-jóvenes fans de Marvel. Por lo que he podido leer y saber por boca de entendidos, la saga Iron Man está siendo extremadamente cuidadosa a la hora de respetar los detalles, personajes y línea temporal de los cómics. Un consejo para frikis: Aguantad los carteles hasta el final; lo que aparece hizo chillar literalmente a la fila 13, llena de aguerridos muchachos enfundados en camisetas Marvel. Y a mí también :D

¿Y vosotros, la habéis visto ya? Quiero vuestros comentarios. Ensuciadme un poco esto, dadme trabajo!